2011-Con remendar los agujeritos del corazón?   ¡Actualizado recientemente!


 

Resulta que aunque sólo parece una metáfora, sí es cierto que el corazón, se ve físicamente afectado ante los acontecimientos de estrés  tristeza y confusión. Pero a diferencia de la imagen que hemos creado de un corazón con agujeros lo que sucede realmente es que se generan muy pequeñitas callosidades, en la piel que recubre el corazón  haciéndolo cada vez más duro, en cuanto seguimos golpeando en el mismo lugar.

Este fenómeno que sucede en todos los rincones de nuestra piel es la reacción natural a los estímulos que esta parte de tu piel esta recibiendo. Vamos a imaginar un cocinero. En aquel mundillo se dice que puedes ver si un cocinero tiene experiencia por los callos que tienen en las manos y es cierto que he visto amigos cocineros agarrar ollas a temperaturas que para mi sería imposible.

El tema es que ellos han elegido la vida de cocinero y como siempre nuestro cuerpo acompaña positivamente nuestras decisiones adaptando el cuerpo a las necesidades. Si a vos te gusta agarrar ollas calientes para ser un cocinero mas efectivo o lo que fuera, tus manos día a días desde que estás metido en esto irán formado ese callo que hace que puedas hacer lo que quieres hacer.

Entonces utilizando la analogía, que sucede si viene mi amigo cocinero y me pregunta, ¿Cómo se remiendan los callos de las mano? Pues allí encontramos dos opciones claras. Una de ellas es dedicarse de ahora en más a tocar el piano y abandonar la cocina y la otra es que se ponga unos guantes cada vez que agarra una olla durante los próximos 7 años. Asunto solucionado?

Pues en términos prácticos sí. Creo que el hecho de entender que toda reacción de nuestro cuerpo, es consecuencia de una fricción simple y clara, nos da la respuesta. O comienzas a relacionarte con tus amores de una forma distinta o aceptas que esos agujeritos que tienes ahí son durezas para afrontar la vida y la forma de relacionarte, que estás eligiendo. Hay guantes para el corazón? pues no pero a continuación explico ciertos conceptos que tal vez nos puedan acercar a la verdadera solución del asunto. Y postulo con amor que la herramienta por excelencia para cuidar nuestro corazón es la meditación en todas sus formas.

No olvides que tu cuerpo te sigue y acompaña incondicionalmente siendo, en estado físico la reacción de todas tus decisiones. con lo cual si cambian algunos de tus hábitos, con un poco de tiempo éste volverá a estar blandito y lindo como te GUSTARÍA tenerlo. Pero quiero agregar que lo curiosos es que cada corazón es diferente y tiene distintas historias y rigideces, con lo cual puedes permitirte amar a tu corazón con agujeritos porque ese es el que verdaderamente habla de vos. NO QUIERAS QUE TU CORAZÓN CUENTE ALGO QUE NO ERES PORQUE ESO LLEVA A LA ANGUSTIA Y A MAS RIGIDEZ!!

En las sesiones de tantra entrenamos principalmente el estar más y más blanditos, y yo sé que el profundo estado de meditación que propone el tantra tiene que ver con relajar el corazón completamente, abriéndote a recibir toda la vida que te rodea. Cuando haces esto, toda la vida que te rodea cambia radicalmente. Es algo de lo que aún no puedo explicar mucho, porque roza lo mágico, pero puedo afirmar que es verdad como el aire que respiramos.

Los cayos se crean porque tu crees que deberías cuidarte de algo, creo que así como en el exterior de tu piel la sensación paulatina de contacto con el fuego, da indicios de que hay que hacer callos para protección,  los estímulos que llegan a la piel interior son una mezcla de reacciones físicas bastante obvias.

Cuando estamos enojados o violentos, todo nuesto cuerpo está en contracción, duro, los músculos se estresan y esa tensión te da protección ante una amenaza. Recordemos que el estado de violencia es la reacción natural al miedo. Si en este momento apareciera un león de verdad caminando a pocos metros de tu cuerpo te aseguro que éste automáticamente se pondrá en alerta y tensión. Los músculos de todo tu cuerpo se hinchan y tensan para dar protección a los órganos internos que a la vez entran en la misma tensión.

Pero bueno a donde va todo esto.!!

El tema es que ya hace varios cientos de años que para gran parte del mundo no es cotidiano cruzarse con un león por la calle, y en general no es cotidiano cruzarse con ningún tipo de amenaza real que requiera este mecanismo de defensa. Sin embargo este mecanismo es controlado por nuestro sistema de percepción, con lo cual si sabes por alguna razón que el león no es peligroso, tu cuerpo ya no se contrae.

Entonces. En la vida cotidiana podemos reconocer miles de situaciones que nos activan este sistema de defensa, pero probablemente pocas de ellas son verdaderas situaciones de riesgo.

Luego si entendemos que el miedo y por ende violencia, depende exclusivamente de lo que “sabemos” o percibimos de la vida. Podremos entender que si nos cambiamos las gafas y dejamos de tener miedo a la vida, pasamos a estar mas blanditos y a recibir mas la verdad de lo que nos rodea.

El miedo no existe, lo crea tu mente considerando que algo en el futuro cercano de tu vida podría estar MAL.

Y los agujeritos del corazón no se remiendan, se aceptan, se aprende de ellos lo que hemos de aprender y luego solito se vuelve tejido sensible otra vez.

PARA ESTO EL CAMINO QUE CONOZCO ES EL TANTRA, la meditación y la verdadera entrega a la vida sabiendo que somos perfectos así como somos!!.

Gracias.

William Gabriel Nanio